Breve historia del Artículo 27 Constitucional

Breve historia del Artículo 27 Constitucional

Cómo es bien sabido uno de los problemas que llevo al movimiento armado de 1910 es el agrario. Tras las leyes de reforma con la desamortización de los bienes de las corporaciones dentro de los cuales se contaban las propiedades comunales y la adquisición masiva mediante compañías deslindadoras de terrenos, el país estaba controlado casi en su totalidad por latifundios. Aunado a esto los recursos del subsuelo como los mineros y el petróleo eran explotados sin restricción alguna por compañías extranjeras. Diversos grupos revolucionarios demandaron una serie de cambios en lo que a la concepción misma de los derechos de propiedad se refiere que llevaron a plantear el paso de un esquema netamente individualista a una concepción social de la propiedad. Demandas como las del Plan de Ayala de los zapatistas e intentos de resolver el problema como el de la ley agraria 6 de enero de 1915 de Venustiano Carranza o la ley agraria villista de Mayo de 1915 se dieron previo al constituyente de 1916-1917.

Durante los debates del constituyente de 1917 la facción de constituyentes moderados que representaban los intereses de Venustiano Carranza propusieron pocos cambios a lo que la constitución de 1857 planteaba, donde únicamente se respetarían ejidos constituidos con anterioridad a las leyes de desamortización y la posibilidad de que el Estado expropiara bienes por causa de utilidad pública pero sin tocar la estructura latifundista del país e incluso Carranza busco la restitución de las haciendas confiscadas por los revolucionarios.

La facción radical del constituyente de 1917 que representaba los intereses del grupo de los sonorenses integrado sobre todo por pequeños propietarios agrícolas de clase media buscaba dar salida a las demandas campesinas de dotación y restitución de tierras por lo que hubo una sería lucha legislativa entre ambos grupos. Además había un grupo de diputados intermedios entre los que se encontraba Pastor Rouaix. Para resolver la cuestión agraria se formo una comisión especial integrada por Pastor Rouaix quien presidia él comité, José N. Macías, José I. Lugo, Rafael L. de los Ríos y el Licenciado Andrés Molina Enríquez.

El licenciado Andrés Molina Enríquez fue el encargado de redactar el proyecto del artículo 27 constitucional y es en gran medida su visión del problema agrario la que está plasmada en el artículo y la cual podemos encontrar en su libro los Grandes Problemas Nacionales. Por su parte Pastor Rouaix busco conceptualizar la propiedad de una forma que todos los revolucionarios estuviesen de acuerdo y esto llevo a cambiar completamente la noción de la propiedad que el sistema jurídico liberal de la Constitución de 1857 tenia, pasando de ser considerada netamente un derecho del individuo en el cual de acuerdo al liberalismo clásico de la reforma el derecho individual de propiedad estaba por encima de los intereses colectivos de la sociedad a la idea de la Revolución donde la propiedad está supeditada a los intereses colectivos de la sociedad.

Para dar fundamento a esto Andrés Molina, quien era un especialista en la legislación colonial, planteo que el origen de la propiedad en México se remontaba a la colonia española y fundamenta el derecho de propiedad del Estado mexicano en la propiedad que tenia la Corona Española sobre las tierras americanas.

Cuando se descubrió América por los españoles se desato una carrera por su control entre España y Portugal, para evitar una guerra entre ambas naciones se acudió al Papa Alejandro VI para que actuara como árbitro internacional y resolviera el problema para lo cual emitió la bula inter caetera por virtud de la cual otorga y reparte el territorio del continente Americano a España y Portugal delimitando sus fronteras y con la encomienda de evangelizar a los pobladores originarios. Posteriormente los límites fronterizos se modifican con el Tratado de Tordesillas entre ambos Reinos.

Durante el periodo colonial la propiedad de la Nueva España era del Rey de España y este otorgaba la propiedad individual y la comunal mediante diversos documentos agrarios como las mercedes reales, las tierras de común repartimiento, los reales de minas, fundos legales, etc. La propiedad era del Rey y el concedía formas de propiedad a los súbditos pero más que propiedad se trataba de la soberanía que estaba encarnada en el Rey. Al independizarse México esta soberanía y esta propiedad originaría pasa del Rey a la Nación y de ahí se fundamente el derecho del Estado mexicano para darle las modalidades que correspondan a la propiedad.

En general la visión que prevaleció en la Constitución fue la de la mayoría radical apoyada por Álvaro Obregón. Tanto la constitución como el artículo 27 también fueron aprobados por unanimidad : “El resultado de la votación ha sido el siguiente: Aprobado todo por unanimidad de 150 votos, a excepción hecha de la fracción II, que tuvo 88 por la afirmativa y 62 por la negativa, y el 33 que tuvo 93 por la afirmativa y 57 por la negativa; y el 82, que fue aprobado por 149 votos de la afirmativa contra 1 de la negativa, del ciudadano diputado Ibarra, por la fracción V”(diario de debates, 1917).

El artículo 27 consagro:
a) La expropiación por causa de utilidad pública.
b) La supremacía del interés colectivo expresado por el Estado sobre la noción de la propiedad privada individual.
c) El dominio directo de los productos del subsuelo y de las aguas dentro del territorio nacional incluyendo los minerales, el petróleo, las aguas costeras, de los ríos y demás
d) Establece que los recursos mencionados podrán ser explotados mediante concesiones otorgadas por el Estado. En este momento el gobierno podía dar concesiones para explotar también el petróleo.
e) Solo los mexicanos podían tener el domino u obtener concesiones, los extranjeros debían sujetarse a la clausula calvo.
f) Los extranjeros tenían prohibido tener tierras en una faja de 100km a lo largo de las fronteras y 50km a los largo de las playas.
g) Las asociaciones religiosas solo podían tener bienes y los que usaban para el culto serían de la nación.
h) Las sociedades mercantiles no podían tener fincas rusticas con fines agropecuarios.
i) Se valida la propiedad colectiva de las comunidades y anula el despojo de tierras que se dieron contra las tierras comunales con motivo de la Ley de Desamortización de las Fincas Rústicas y Urbanas de las Corporaciones Civiles y Religiosas de México (Ley Lerdo).
j) Se Faculta a los Estados para fraccionar los latifundios y establecer los límites de extensión de la propiedad rural

De inmediato tras su aprobación el gobierno de Carranza y los gobiernos revolucionarios posteriores fueron sujetos a presiones de Gran Bretaña y los EEUU para no aplicar el artículo 27. Durante el gobierno de Álvaro Obregón se firmo el Tratado de Bucareli a fin de que se estableciera una comisión mixta para tratar las reclamaciones de los ciudadanos y empresas norteamericanas por daños causados con motivo de la revolución a cambio de que se reconociera al gobierno de Obregón; hay que aclarar que en el texto del tratado de Bucareli no consta que se beneficiara a los norteamericanos al decidir que no se hiciera retroactivo el artículo 27 en perjuicio de sus intereses por lo que parece que todo quedo como pacto de caballeros, lo que si ocurrió fue que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determino que el artículo 27 no podía aplicarse de forma retroactiva para anular derechos previamente adquiridos. Finalmente Plutarco Elías Calles rechazo el tratado. Previamente los EEUU propusieron un Tratado de Amistad y Comercio dónde si pedían respetar los intereses norteamericanos mediante la no retroactividad del artículo 27 constitucional sin embargo este tratado nunca llego a firmarse y en el de Bucareli no consta semejante disposición fue una sentencia de la Suprema Corte la que decidió que el artículo 27 no fuera retroactivo y por lo tanto aplicado a quienes tuvieran derechos anteriores a 1917.

El artículo 27 ha tenido varias reformas de las cuales las más relevantes son las siguientes:

a) Reforma del 9 de Noviembre de 1940: Establece que tratándose del petróleo y de los carburos de hidrógeno: sólidos, líquidos o gaseosos no se expedirán concesiones y la ley reglamentaria determinará la forma en que la Nación llevaran a cabo las explotaciones de esos productos. (Gobierno de Lázaro Cárdenas).
b) Reforma del 12 de Febrero de 1947: Fija la extensión de la pequeña propiedad agrícola en cien hectáreas de riego o humedad de primera o sus equivalentes en otras clases de tierras y la pequeña propiedad ganadera en a necesaria para mantener hasta quinientas cabezas de ganado mayor o su equivalente en ganado menor.
c) Reforma del 2 de Diciembre del 1948: Autoriza a los gobiernos extranjeros a adquirir bienes inmuebles en el Distrito Federal destinados al uso diplomático.
d) Reforma del 20 de Enero de 1960: Establece el dominio de la nación sobre los recursos naturales de la plataforma continental y los zócalos submarinos y elimina la restricción de que solo los mexicanos podrán adquirir el dominio de combustibles pero así mismo elimina la posibilidad de que se otorguen contratos en materia energética.
e) Reforma del 20 de Diciembre de 1960: Determina que corresponde exclusivamente a la Nación generar, conducir, transformar, distribuir y abastecer energía eléctrica y que no se otorgarán concesiones a los particulares.
f) Reforma del 6 de Febrero de 1975: Establece las mismas restricciones en relación a energía nuclear y material radioactivo.
g) Reforma del 6 de Febrero de 1976: Crear la zona económica exclusiva adyacente al mar territorial.
h) Reforma del 6 de Enero de 1992: Establece que los ejidatarios podrán pasar de tener meros derechos parcelarios a tener la plena propiedad de sus tierras previa aprobación de la asamblea ejidal y permite a las sociedades anónimas adquirir tierras.
i) Reforma del 11 de Junio de 2013: Determina que el IFETEL dará las concesiones relativas al espectro radioeléctrico.

Sus comentarios: